miércoles, marzo 26, 2008

Aprendiendo

Pablo Labra repentinamente decidió que parte de esa mañana la dedicaría a disfrutar de la historia y el arte al aire libre que brinda el bandejón central de la Alameda, por lo que se bajó de la micro en la intersección con Brasil, mucho antes del lugar donde se baja para ir a trabajar.
Pasó por constituciones, presidentes, homenajes a grandes personalidades que han formado nuestra historia y obsequios a nuestro país, hasta que llegó a la intersección con Ahumada, cruzó el lado norte de la Alameda, se sumergió en el mar de gente y desapareció, como todas las mañanas.

6 Comments:

At 5:12 a. m., Blogger serurbano said...

gracias por el chapuzom!

 
At 12:29 p. m., Anonymous Anónimo said...

Hola, hace mucho no sabía de ti...en realidad aún no sé mucho. Un Abrazo y dulces recuerdos...

Miguel.

Ah, respecto al cuento...buen intento, chau

 
At 10:48 a. m., Blogger Paz said...

Me encantó la historia, está para SAntiago en 100 palabras...
El mar de gente que nos hace perdernos.
Sigue escribiendo!!

 
At 4:12 p. m., Blogger Lovage said...

Paz, de hecho particpé con esa historia y otra más...obviamente no gané.
Besos, bella.


Miguel, un abrazo para ti también.

 
At 6:24 a. m., Anonymous Telefone VoIP said...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Telefone VoIP, I hope you enjoy. The address is http://telefone-voip.blogspot.com. A hug.

 
At 2:44 p. m., Blogger Jim™ said...

No pasaba por aca hace un buen tiempo. Interesante, como siempre.
Hmmm... no tengo mucho más que agregar, ando incongruente...

se cuida!
abrazos!

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home