martes, febrero 21, 2006

Volver a verte


A mis 32 años me vino una nostalgia incontrolable por recordar y volver a ver aquellos lugares que marcaron mi vida y que hicieron de mí la mujer que soy hoy. En una de esas tantas visitas fui a mi antiguo colegio “de la media”, donde conocí a mis amigas, donde no sólo aprendí de historia, matemáticas, castellano o ciencias, sino que también aprendí a ser persona y mujer.
Estaba visitando los pasillos junto con mi ex “profe” de castellano (ahora ya ni sé cómo se llama ese ramo) en mi mente escuchaba las risas y los gritos de mis compañeras y salían imágenes débiles de esos juegos estúpidos que hacíamos.
Conversando y recordando por el segundo piso con ella, pasamos por la que fue mi última sala de clases, la puerta estaba abierta, miré hacia adentro, al pasar, sólo para verla nuevamente…y lo vi, estaba haciendo clases, semisentado en la mesa, tenía 33 años. El también miró, seguramente para ver quién pasaba; me quedé helada por unos segundos que parecieron eternos, ya que por mi mente pasaron un montón de momentos a la velocidad de la luz. Después de reaccionar lo saludé con un hola que pareció dicho por otra persona, él respondió a mi saludo con esa sonrisa de niño que siempre tuvo y que a pesar de las facciones ya más duras de su rostro, no desapareció. No sabía qué hacer: si acercarme y saludarlo como correspondía para unas personas que no se ven hace años o salir corriendo de ahí, no tuve que decidir nada: mi profesora puso su mano en mi espalda y me empujó delicadamente hacia la sala, yo no dejaba de mirarlo a los ojos…esos ojos celestes. En el fondo de la realidad escuchaba a la profesora decirles a las alumnas que yo había estudiado ahí y que esa había sido mi sala y no sé qué más, yo sólo lo miraba, creo que si él no me hubiese quedado mirando también, yo hubiese parecido una estúpida.
Cuando la voz lejana de la profesora dijo mi nombre, yo "desperté" y miré las caras de las niñas, sólo dije “hola, cómo están” ella siguió hablando, yo volví mis ojos hacia él y le dije: “qué bueno verte otra vez”.

6 Comments:

At 1:50 p. m., Anonymous Ale said...

Me llego bastante tu cuento.
Una vez me enamore, fue algo fugaz pero súper fuerte pa los dos. Decidi entonces que lo practico era seguir mi plan (imbecil, no?) de estar con la que era mi novia, retome mi noviazgo y me casé, deje de verla más de 20 años, y hace como 10 meses -ya viviendo solo- nos encontramos cara a cara.
Fué fuerte.
Nos miramos, no supimos hablar, tratamos de decir cosas pero eran tantas que no salia la voz.

Yo la dejé sin decir nada, le quede debiendo muchas explicaciones y nunca se las di, no supe que hacer, su mirada aun era de porque me dejaste, si yo te queria, el brillo de los ojos de ella era casi una lágrima, no era rencor, era un porque???
Fue como si cayera de golpe todo el recuerdo que estaba dormido alli, por 20 años, todo el sentimiento, un vertiginoso pasar de momentos felices, de pasión, de calor, de todo el tiempo corto que estuvimos juntos....

Estaba cambiada, pero costaba no ver a la misma de antes, su imagen anterior me impedia ver la actual, ni su hija que la acompañaba luego de un fracasado matrimonio me hizo ver el tiempo que pasó...


Fue fuerte

es heavy tu cuento

no hablamos, nunca hablamos...

Al margen de tu cuento, ayer llegue a mi casa, vacia como siempre y te extrañé, a veces me pasa, eres una pendeja revoltosa, al leer tu cuento pensaba como será el más adelante, cuando yo tenga 60 y tu apenas 45, cómo será el verte despues de tanto tiempo si nos alejamos, yo seré un anciano -casi- y tu estaras en plenitud.
Qué sensación sentiré, que me dirás, cómo estaras. Es lógico que a esa altura tendremos caminos muy aparte, ya hoy en día me cuesta seguir tu ritmo, más a esa edad.

Es loco pensar eso, son emociones fuerte. Me pregunto hasta cuando estaras conmigo...
Lo único que sé es que uno nunca olvida, y el dia que te pille, te veré tal como estas hoy, y caeran de golpe los miles de recuerdos tuyos.

Un beso.

Ale.

 
At 3:47 p. m., Blogger Lovage said...

Qué lindo Ale

Qué fuerte tu historia también
A veces me pongo a pensar en cuántos amores rotos y que no se tenían que romper, cuántos por qué, cuánto dolor, cuántas heridas, cuántos "¿y qué hubiese pasado si...?", cuánta gente que siempre se quedó pensando con ESA persona.

Tan incapaces somos de ir por lo que queremos?, tan poco inteligentes somos que no buscamos la felicidad? Me pongo a pensar en tanta gente infelíz por este tipo de cosas.

Gracias por tu post...

pd: qué nervio verte después de años sin vernos!!!

Besos

 
At 10:26 a. m., Blogger Jim™ said...

esto es lo que me haces sentir al leer esta historia...
prefiero no traducirlo pues pierde la magia...
un besin Mona del @ss


Like Fountains

A scar inside
For such a long time
I'll do it all over again
Can't face the wounds
Have to go on
Stop remembering

Time by time shades reach the surface
A mental breakdown, they provide
Accept, clear up, clean up, go on
and soon I'll show some pride

There's enough to go on further
Don't force to forget

Till the day I'm done with the shades
The rage I create towards myself, the hate
To claim the blame that I feel
To damage the dreams I need
Facing uncertainty
Facing the truth
Got to get on through
Blaming myself
Blame at last
...And please forget

 
At 10:27 a. m., Blogger Lovage said...

De quién es la canción?

 
At 3:53 p. m., Anonymous Old Man, Young Spirit said...

Es de gathering, del disco almost a dance.
Beso enana.

Bonita foto... Te tengo los temas de lovage.

 
At 12:55 p. m., Blogger Jim™ said...

toy aburrio!
:D
































postea en mi blog!! :D

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home