viernes, febrero 17, 2006

Ella y él


El, mirando el infinito, le dijo: hay algunas cosas que no sé de ti, ella, mirándolo a él, respondió: y qué necesitas saber?, él dijo: necesito saber cuál es tu verdadero nombre, cuántos años tienes de verdad, cuál es tu verdadera fecha de nacimiento, dónde realmente vives, cuáles son tus verdaderos amigos, a quién amas, a quién odias, cuál es tu verdadero y único amor de la vida, cuáles son tus pensamientos, en qué piensas cuando no me miras, qué sientes cuando me miras fijamente a los ojos…
En ese momento ella dejó de mirarlo y comenzó a observar el infinito, pero no de la misma forma que lo hacía él, de una forma que sólo las mujeres pueden mirar, aquella forma en que pareciera que al infinito tiene un fin y que hay algo en ese fin…pero que jamás le contarán a nadie qué es lo que ven.
El continuó: necesito saber si tu respiración es más fuerte que la mía, o simplemente vives con más fuerza que yo, necesito saber por qué no te has ido aún, por qué no sales corriendo cuando comienzo a hablar, por qué me amas con esa fuerza que dices que me amas, también necesito saber qué es lo que me dice tu pelo cuando camino a tu lado y se mueve con el viento, o lo que me dicen tus labios cuando callan, o lo que me dice tu cuerpo cuando me toca, necesito saber por qué no me hablas y por qué nunca respondes estas preguntas.
Ella lo mira nuevamente a los ojos, pero lo mira como si fuera la última vez que lo mirará y responde: siempre te he hablado, siempre te respondo estas preguntas, eres tú el que nunca me ha escuchado.

4 Comments:

At 3:11 a. m., Blogger Jim™ said...

Cita:

"Aún hay preguntas sin responder...
aunque haya escuchado todas las respuestas posibles...
Siempre habra algo que dejamos de lado...
siempre"

Eddie Vedder

 
At 12:59 p. m., Blogger ChávezOscar said...

La torpeza de la sensibilidad masculina

 
At 3:40 p. m., Anonymous Ale said...

Eso es un error tipico en nosotros, el genero masculino, cuesta aprender a escuchar, a ver mas allá. Mis más grandes dolores han sido por no darme cuenta, por no escuchar...
Aprendi a hablar en silencio, eso tu lo sabes, más aún no aprendo a escuchar, quizas nunca aprenda...

Estas posteando demasiado fuerte, demasiado.

 
At 4:57 p. m., Blogger Lovage said...

Al principo era sólo una forma de exhibición...ahora busco crear una reacción en las personas y al parecer lo estoy consiguiendo

Gracias, señores

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home